Libros de Sebastião Salgado

Sebastião Salgado. Génesis

Sebastião Salgado. Génesis: Genesis (PHOTO) (Inglés) Tapa dura – Ilustrado

¿Qué descubrimos en GÉNESIS? Especies animales y volcanes de las Galápagos; los pingüinos, leones marinos, cormoranes y ballenas del Antártico y el Atlántico Sur; los caimanes yacaré y los jaguares de Brasil; los leones, leopardos y elefantes africanos; la tribu de los zo’e, aislada en lo más profundo de la selva amazónica; la neolítica etnia korowai de Papúa Occidental; los nómadas ganaderos dinka en Sudán; los trashumantes nenets y sus manadas de renos en el Círculo Polar Ártico; las comunidades selváticas de los mentawai en las islas al oeste de Sumatra; los icebergs del Antártico; los volcanes de África Central y de la península de Kamchatka; los desiertos saharianos; los ríos amazónicos Negro y Yuruá; las gargantas del Gran Cañón; los glaciares de Alaska… y mucho más. Habiendo dedicado tanto tiempo, energía y pasión en la creación de este trabajo, Salgado equipara GÉNESIS con lo que él describe como «mi carta de amor a la Tierra».

A diferencia de la edición limitada de coleccionista, concebida como un porfolio de gran formato que avanza en zigzag por el planeta, la edición comercial agrupa geográficamente una selección de fotografías en cinco capítulos: Zona meridional del planeta, Santuarios, África, Zona septentrional del planeta, Amazonia y Pantanal. Pese a nutrirse de la misma fuente, uno y otro libro (ambos editados y diseñados por Lélia Wanick Salgado) difieren radicalmente en sus planteamientos. Aun así, los dos constituyen un homenaje al triunfal e inigualable proyecto GÉNESIS de Salgado.


Sebastião Salgado. Gold

“¿Qué tiene ese metal amarillo y opaco que lleva a los hombres a abandonar sus hogares, vender sus pertenencias y cruzar un continente para arriesgar su vida, sus huesos y su cordura por un sueño?” – Sebastião Salgado

Cuando Sebastião Salgado obtuvo finalmente la autorización para visitar Serra Pelada en septiembre de 1986 tras seis años de trabas por parte de las autoridades militares de Brasil, no estaba preparado para enfrentarse al extraordinario espectáculo que le esperaba en esa remota colina en el límite con la selva amazónica. Ante él se abría un gran agujero de unos 200 metros de ancho por otros tantos de profundidad lleno de decenas de miles de hombres desharrapados. La mitad de ellos subía por unas escaleras de madera, cargados con sacos que pesaban hasta 40 kilos, mientras que el resto saltaba por el fango ladera abajo para regresar a las bocas de las minas. Sus cuerpos y caras eran de color ocre, teñidos por el mineral de hierro de la tierra en la que excavaban.

Después de que en 1979 se encontrara oro en uno de los arroyos que la recorren, Serra Pelada evocó el mito de El Dorado como la mina de oro a cielo abierto más grande del mundo, empleando a cerca de 50.000 trabajadores en condiciones infrahumanas. Hoy, aquella salvaje fiebre del oro de Brasil no es más que una leyenda que se mantiene viva gracias a algunos recuerdos felices, a muchos lamentos dolorosos… y a las fotografías de Sebastião Salgado.


Sebastião Salgado. Éxodos

A lo largo de seis años, Salgado retrató a emigrantes en más de 35 países documentando su desplazamiento en plena carretera, los campos de refugiados y los superpoblados barrios de chabolas donde muchos de los recién llegados a las ciudades suelen acabar. Su trabajo incluye a latinoamericanos entrando en Estados Unidos, judíos abandonando la antigua Unión Soviética, kosovares huyendo a Albania, refugiados hutus de Ruanda, así como los primeros refugiados por mar, árabes y subsaharianos intentando cruzar el Mediterráneo para pisar Europa. Sus imágenes presentan a personas que saben adónde quieren ir y a otras que simplemente huyen, contentas de estar vivas y lo bastante fuertes para escapar. Los rostros muestran dignidad y compasión en las circunstancias más amargas, pero también el rastro devastador de la violencia, el odio y la codicia.

Con su particular mirada por el detalle y el movimiento, Salgado capta momentos sobrecogedores del fenómeno migratorio y del flujo de masas. Hay camiones y barcos abarrotados de gente y campos de refugiados cuyos límites se pierden en el horizonte, pero también están la pequeña pierna vendada, la huella dactilar marcada en una página, el encuentro con un guardia fronterizo y el bebé apretado contra el pecho de una madre. Salgado pone énfasis en la escala abrumadora del fenómeno migratorio, pero se acerca también, con su sensibilidad característica, a las pequeñas historias personales que esconden las grandes cifras. Frente a los rostros indistinguibles de las imágenes de televisión o las multitudes reducidas a un titular de periódico, aquí nos encontramos con retratos de personas de carne y hueso lejos de su tierra, de su hogar y, muchas veces, de sus seres queridos.


Sebastião Salgado. Africa

La mirada en África: 30 años de imágenes. Seleccionadas por Salgado
Sebastião Salgado es uno de los fotógrafos activos más respetados de la actualidad. Sus poderosas imágenes en blanco y negro producto de décadas captando aquellos lugares donde nadie hubiera osado llegar antes, le han forjado su inmensa reputación. Su obra más significativa, sin duda, es la que tiene a África por escenario. Salgado muestra todas las facetas de la vida en ese continente lleva realizados más de 40 reportajes en un periodo de 30 años. Desde las tribus de Dinka hasta las de Sudán o los Himba en Namibia pasando por los gorilas y los volcanes de la región de los grandes lagos; tanto si capta refugiados como paisajes, Salgado sabe exactamente como congelar el momento y hacer que el espectador inmediatamente se sienta incluido en la imagen. Imposible permanecer ajenos a los desastrosos efectos de la Guerra, la pobreza, la enfermedad y las condiciones climáticas hostiles.

Dividido en tres partes este libro comienza el viaje en el sur del continente (Mozambique, Malawi, Angola, Zimbabwe, South Africa, Namibia), sigue por la región de los Grandes Lagos (Congo, Rwanda, Burundi, Uganda, Tanzania, Kenya), y culmina en el África Subsahariana (Burkina Faso, Mali, Sudan, Somalia, Chad, Mauritania, Senegal, Ethiopia). Los textos son del novelista mozambiqueño Mia Couto, quien describe como pocos la actualidad africana después de la colonización.

Este libro es un homenaje al continente africano, a su gente, a su historia y a su maravillosa naturaleza.