A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
CINE Y SERIES SERIES

A dos metros bajo tierra, almas perdidas que buscan la paz

Te hablamos sobre A dos metros bajo tierra, una de las obras maestras de HBO que ha pasado a la historia como una de las mejores series de televisión.

Nathaniel: Te agarras a tu sufrimiento como si significase algo, como si mereciese la pena y no merece la pena, olvídalo. Las posibilidades son infinitas y tú sólo te lamentas.
David: ¿Y qué es lo que tengo que hacer?
Nathaniel: ¿Tú qué crees? Puedes hacer lo que quieras, bastardo afortunado. ¡Estás vivo! ¿Qué es un poco de sufrimiento comparado con eso?
David:
 No puede ser tan simple.
Nathaniel: ¿Y si lo es?”

En pleno auge de Lost donde todos porfiaban sobre teorías e hipótesis de la serie, yo me encontraba en no sé exactamente muy bien qué mundo, aislada de la serie del momento y descubriendo, tarde, la que posiblemente siempre sea para mí, la serie y la familia que más me han calado de la televisión. Aburrida o parada para algunos, A dos metros bajo tierra tenía una temática diferente, y no muy atrayente para quienes, con solo su título, o una breve sinopsis, no veían más allá de tumbas y tanatorios.

Argumento


El tema principal de A dos metros bajo tierra es la vida y la muerte. La familia Fisher, propietarios de una funeraria, nos muestran todas las caras posibles de este negocio y a la par la humanidad de cada uno de sus miembros y personajes que se cruzan en sus vidas, sus problemas familiares (tan familiares, que podemos llegar a creer que han cogido trocitos de la vida de cada uno para crear la serie) y existencialismo.

Por un lado, comenzamos cada capítulo con una nueva muerte y que define la subtrama del capítulo. La serie comienza con la muerte del padre de familia, Nathaniel Fisher (Richard Jenkins) que define el esquema de esta y supedita el resto de la vida de sus familiares. Sus magistrales y perfectas apariciones en la conciencia de cada miembro de su prole, son un valor añadido en la trama principal que fortalece las cuestiones morales y sus respectivas respuestas.

A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved

A dos metros bajo tierra y su tratamiento frívolo de la muerte


Cada episodio de la serie consta de tramas verticales que comienzan contándonos una muerte. Al cabo de varios episodios sabemos que algún personaje va a morir, aunque no sabemos cómo. Cada una de esas muertes es más extravagante, cómica y en ocasiones perturbadora, que la anterior y con ello se inicia cada capítulo llevando esta subtrama normalmente auto conclusiva, de la mano con la principal y dejando uno de los comienzos de episodios más originales de la televisión.


A dos metros bajo tierra, trata sobre la muerte. Sin embargo, la esencia de la misma, es un realismo y una naturalidad en cuanto a algo innegable, como es la muerte, la cual todos la hemos tenido presente en algún momento. Esa objetividad unida con ese punto de humor negrosurrealismo e incluso en algunos capítulos, fantasía, conseguían, al menos a mí, llevarme a reflexiones contemplativas y a cuestionarme la conducta con la que he podido llegar a actuar ante lo duro e inevitable de esta vida. Reflexiva ante todo y con la conversación por filosofía.


La frivolidad con la que se trata la muerte en sí, viene dada de que no esta no deja de ser el acto que enaltece a la vida. Vida y muerte como principio y fin de todo, innegables y uniformes a diferencia de lo breve que es la vida y lo eterna que es la muerte. Y el resumen es, que nuestros personajes que viven en un tanatorio y trabajan de la muerte, solo buscan su camino en la vida.

A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved

Personajes principales y reparto


Nate Fisher (Peter Krause) actúa como el personaje central de A dos metros bajo tierra (que no quiere decir el protagonista) y sobre el principalmente giran la mayoría de los sucesos de la historia. Guapo, atlético, en la flor de la vida, pero arrastrando el trauma subconsciente de pertenecer a una familia que vive de la muerte. En el primer episodio, Nate viaja a junto su familia para pasar las navidades y en el avión conoce a Brenda Chenowith, quien será otro de los personajes principales de la serie.

En sí, Nate es ese hermano mayor al que admiramos, que ha viajado y tenido experiencias, que ha desarrollado su carrera con éxito y del que cualquiera querría presumir. Apariencias. Pero apariencias con un trasfondo interior de una persona con remordimientos por no haber pasado más tiempo con su familia y su padre, que acaban convirtiéndose en una pesadilla.


David Fisher (Michael C. Hall), es el segundo de los hermanos Fisher. Totalmente opuesto a su hermano, ama la profesión funeraria y se dedica a ello, siendo el sucesor y aprendiz de su padre, quien se convierte en uno de los fantasmas de su pasado al subestimar el talento de David para la reconstrucción de los cadáveres. Frágil, introvertido, religioso entusiasta y gay encubierto que se niega a aceptar su propia sexualidad hasta bien entrada la serie.


Claire Fisher (Lauren Ambrose), es la menor de los tres hermanos. Adolescente, con una personalidad extravagante, inadaptada, y en plena etapa de rebelión juvenil, sarcástica y muy contracultural. El personaje de Claire nos hace un tour por una serie de relaciones a lo largo de su vida, mostrándonos un abanico de dramas interesante. Desde Billy Chenowith (Jeremy Sisto) el hermano de Brenda maniacodepresivo a Russel Corwin (Ben Foster) sexualmente ambiguo sexualmente y psicológicamente inestable, entre otros novios que caen en desgracia. Claire acaba convirtiéndose en uno de los personajes principales más adorados de A dos metros bajo tierra. Su crecimiento y madurez en el transcurso de toda la serie nos hacen más partícipes de esta.

A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved

Ruth Fisher (Frances Conroyes la matriarca de la familia. Esposa tradicional, ama de casa, y a quien la muerte de su marido le abre un mundo nuevo de autoconocimiento y exploración tras vivir reprimiendo sus emociones y envidiando a su hermana menor Sarah (Patricia Clarksonartista, hippie, espíritu libre e inspiración de Claire. En este nuevo momento de su vida, Ruth también tiene diversas relaciones enseñándonos a varios personajes más que peculiares, entre ellos, a George Sibley (James Cromwelly dándonos muestra otra vez en A dos metros bajo tierra del desequilibrio mental latente en mayor o menor medida de todos los personajes.


Brenda Chenowith (Rachel Griffithses la novia de Nate. Su encuentro en el primer episodio nos deja claro que su conexión será eterna, y poco a poco, vamos viendo que esa conexión además es toxica, adictiva y totalmente enfermiza. Un “te quiero y te odio” constante, un “no puedo vivir sin ti, pero lo mejor es que nos distanciemos” y un sexo de otro nivel que por muchos años que pasen sigue siendo igual de pasional y morboso. Una relación tóxica de libro, pero con tanto amor que te hace plantearte si la vida sin ese dolor tiene sentido.


Apasionada, libre y masajista. Hija de psiquiatras, que la han hecho arrastrar consigo el trauma de ser el experimento psicológico de sus padres, con un hermano que está como una regadera, de quien ella se hace cargo y con quien tiene una relación con cierto tono incestuoso que la ha marcado en todas sus relaciones.


Keith Charles (Mathew St. Patrick), la pareja de David a lo largo de toda la serie después de conocerse en una iglesia inclusiva gay. Al contrario de David, Keith ha salido del armario a pesar de trabajar en el departamento de policía de Los Ángeles y esta negación de David acabará causando problemas de pareja. David y Keith tienen una de las historias de amor más verdaderas y afectivas de toda la serie.


Federico Días, Rico (Freddy Rodriguez) es el embalsamador y reconstructor de la funeraria de la familia Fisher. Tras la muerte de su padre empezó a trabajar en la funeraria como ayudante del señor Fisher, con quien creó una bonita amistad y una relación bastante paterno filial. Rico es uno de esos personajes en el borde entre principales y secundarios, pero que se convierte en un Fisher más y que es un constante desde el principio de la serie.


Nathaniel Fisher (Richard Jenkins), es el patriarca de la familia y el propietario de Fisher e hijos hasta su muerte, en el episodio piloto. Sin embargo, es uno de los personajes que da sentido a A dos metros bajo tierra y el fantasma que cuida y persigue a cada uno de los miembros de la familia. Nos deja algunas de las escenas más brutales, surrealistas e introspectivas a base de diálogos con los demás personajes que estos tienen en ensoñaciones y recuerdos. Largas e intensas conversaciones para reflexionar sobre como asimilar la muerte.

A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved

A mayores, el reparto de A dos metros bajo tierra se completa con actores como Justin Theroux (The Leftovers), Mena Suvari (American Beauty), Lili Taylor (The Haunting), Joanna Cassidy (Blade Runner), Robert Foxworth (Falcon Crest), Kathy Bates (Misery), entre otros.


Creadores


Alan Ball es el creador, productor y guionista de A dos metros bajo tierra. Creador también de True Blood, y de American Beauty, por la que Ball se llevó el Oscar al mejor guion original.


A dos metros bajo tierra es una serie con un bajo presupuesto, al lado de lo considerado normal de hoy en día (e incluso de esos años…) con cuatro localizaciones y con todo su peso en los guiones, actores y la evolución psicológica de sus personajes, los cuales, al menos yo, tenía la sensación de conocer de toda la vida. A Dos metros bajo tierra rompió los esquemas televisivos de la época y nos ha dejado como herencia las series que tenemos hoy en día y el adjetivo de calidad para HBO.

La muerte, la vida, la sexualidad, la religión, los problemas psicológicos, las dependencias, la homofobia, el racismo, el desarrollo personal y profesional, la familia… A dos metros bajo tierra marcó la televisión convirtiéndose en una serie de culto.

Uno de los mejores finales de la historia


En cuanto a su final, considerado uno de los mejores cierres de serie de la historia (con lo que estoy totalmente de acuerdo) lógicamente no voy a desvelar nada, por si alguien no la ha visto, pero sí, que a día de hoy, después de haberlo visionado muchísimas veces, el hecho de recordarlo, el conjunto en sí, esos últimos 10 minutos con sus escenas, sus últimos diálogos, y esa canción que tan famosa se hizo (Breathe Me de Sia), me sigue poniendo los pelos de punta y sigue consiguiendo que llore como una descosida como si de el propio final de mi vida se tratase (e intuyo que no soy la única…)

Mucho cuidado si la buscáis en YouTube porque posiblemente por escuchar la canción acabéis viendo el final de A dos metros bajo tierra. Ahí arriba os dejamos enlazado el tema solo a la música.


Y tras este final, y esta serie que vi hace unos años ya, saqué como conclusión, no solo reflexiones personales, si no lo que me parece importantísimo y fundamental en una obra audiovisual, que sea algo más que entretenimiento, que no solo sea verla, sino vivirla. Vivirla tanto como para llegar a experimentar de nuevo sensaciones con solo recordarla, a crear recuerdos de una melodía, a que una frase de uno de sus personajes sea un ideal toda tu vida, o que a su atmósfera y su mundo sean tu modus operandi (y por esto, además de su gran historia y actores, para mí A dos metros bajo tierra es la mejor serie que he visto hasta ahora)

A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved
A dos metros bajo tierra. HBO WarnerMedia Entertainment. All rights reserved

3 comments on “A dos metros bajo tierra, almas perdidas que buscan la paz

  1. Pingback: La Maldición de Hill House – SEGUNDO EPISODIO

  2. Pingback: Las 5 series vintage que marcaron a una servidora – SEGUNDO EPISODIO

  3. Pingback: Las 5 mejores series de HBO – SEGUNDO EPISODIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: